Filtraciones afectan obras y salas del MBA

En el Museo de Bellas Artes, la pared que comunica el edificio neoclásico y el moderno presenta una mancha de humedad que revela una filtración que se ha mantenido durante mucho años.  El problema hizo que se eliminara una obra de Terry Smith (Sin Título, 1995) cuyo soporte era esa pared. Esta filtración también ha afectado la sala en la que se encuentra una pieza fundamental en la historia del arte venezolano: la Reticulárea de Gego, que se encuentra de manera permanente en sala desde 1981. La sala Gego, se encuentra actualmente clausurada.

Al bajar las rampas del edificio moderno, se puede apreciar de piso a techo una escultura monumental, integrada al edificio, de Josep Guinovart, Hojas del árbol caído (1983). En la pared que se ve detrás de la obra, puede verse una filtración de tamaño considerable. Por el color del concreto y la evidencia de calcificaciones puede deducirse que lleva mucho tiempo activa.

Esta pared colinda con el edificio de oficinas de la institución, y la filtración de la pared llega a las oficinas. Por muchos años afectó el Centro de Documentación del Museo, según relatan extrabajadores de la institución, como una oficina vecina al mismo. Este Centro fue mudado a otro espacio, en el Edificio Neoclásico. Sin embargo, la filtración sigue allí, deteriorando el edificio, y muy próxima a dos obras capitales de la colección, la ya mencionada pieza de Josep Guinovart, y una obra de Joseph Kosuth, Humboldt’s Range (1995) que está en los antepechos de la rampa.

Referencias

Informe de inspección al Museo de Bellas Artes realizado por el equipo de investigación de IAM Venezuela. Febrero 2015

Testimonios de extrabajadores del MBA.

Anuncios